Unidad móvil para realizar mamografías

El centro trajo las mamografías tridimensionales, la tecnología más reciente en evaluación de cáncer de seno, a las comunidades desventajadas del condado de Miami-Dade, incluyendo Miami Gardens, Opa-locka, Hialeah, Homestead y Florida City.

Inaugurada en noviembre de 2014 por la Escuela de Medicina Herbert Wertheim de la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en inglés), la unidad móvil para mamografías es financiada por Braman Family Foundation. Lleva el nombre de Linda Fenner, cuñada de Norman Braman, quien murió de de cáncer de seno en 2005 a los 54 años de edad.

Desde su creación, el centro ha servido a cerca de 1,400 mujeres y diagnosticado 12 casos de cáncer de seno. Ocho de estos casos fueron detectados en etapas tempranas.

“Estamos allí para dar acceso en aquellos lugares que no lo tenían anteriormente”, dice Lorraine Nowakowski, directora de operaciones clínicas en la escuela de medicina. “Tratamos de romper las barreras para obtener una mamografía”.

De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer, solo el 38 por ciento de las mujeres de 40 años o más, sin seguro de salud, se realizaron una mamografía en los pasados dos años, comparado con 70 por ciento de aquellas que poseían seguro médico.

Otros factores que previenen a las mujeres de hacerse las mamografías son la falta de acceso a transportación, finanzas o la falta de educación sobre su importancia, dice Nowakowski.

Los centros se asocian con clínicas, organizaciones religiosas y refugios para personas sin hogar como Lotus House y Camillus House, para ofrecer mamografías a la comunidad.

“Su código postal puede tener mayor efecto en su salud que su código genético”, dice Nowakowski.

Para ser elegible a una evaluación gratis de seno en el centro, el paciente debe vivir en el condado de Miami-Dade, tener 40 años o más de edad, estar sub-asegurada o no tener seguro, no tener síntomas como bultos en los senos o dolor y no tener historial de cáncer de seno.

La evaluación toma de 20 a 30 minutos, dice Nowakowski. Los resultados se reciben en una semana. Si el paciente recibe un resultado anormal, se refiere, al paciente a un hospital y a través de fondos de FIU, se le realizan otros estudios, tales como mamografía diagnóstica y ultrasonido.

Los resultados de Angulo fueron anormales y luego de más estudios, los médicos diagnosticaron que tenía dos pequeñas masas en el seno derecho. Se encontraba en los estadios tempranos de cáncer de seno.

Angulo fue sometida a dos cirugías para remover las masas, en febrero. Luego fue sometida a terapia de radiación, que completó este verano. Ahora está libre de cáncer, pero por los próximos cinco años se someterá a terapia hormonal con pastillas inhibidoras de estrógeno.

En tres meses, visitará al cirujano y oncólogo especialista en senos de Jackson Memorial Hospital y regresará a visitas cada seis meses.

“Me siento bendecida de haber podido venir a la unidad móvil”, dice Angulo. “El personal fue muy atento y me guió a través de cada paso del proceso. También me dieron apoyo emocional, que era una parte importante de mi recuperación. Me siento agradecida que se detectó temprano”.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/vivir-mejor/salud/article103658337.html#storylink=cpy